Arte de Omar Ortiz

Yerguen jorobas que cruzan mi mar.

Cabalgan los rizos que degüellan
su armadura en vertebras de verde y azul…
En el sudor de la orilla; muerde la nívea estera,
me posee el sueño nácar del caracol,
ojeroso, enterrado en la marea.

Da a mi sombra aquel silbido endeble de la costa,
de aspas de palmas, de mugido en garganta.
De arena mojada con lágrimas del terruño.
Y beso tu cara que sonríe al canto del coquí
Y sopla el vuelo del pitirre y el sinsonte.
Y me pierdo en la bruma.

La lluvia golpea mi techo de dos aguas
Y me arrullan,
el aroma del carbón y el coloquio de mi gente
Y ya no quiero despertar,
si soñando has venido a verme.

Raúl Castillo Soto.
5.2.2009

4 Comentarios »

  1. Excelsos versos, como siempre.“Voces bajo la carpa”:Un libro que atrapa, definitivamente. Sin acabarlo de leer, te diré que he leído cuatro veces los “Monólogos del payaso”: una joya exquisita y de mucha calidad, con imágenes y lenguaje excelso que envuelven al lector desde un principio. Sin desmerecer el resto de la obra, pues a decir verdad los “Monólogos” no me han permitido seguir el cauce como debía, te aclamo y aplaudo, de pie, tu libro. Loas, poeta. Y mis aplausos a granel.Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  2. Una de las características de los grandes es su humildad que siempre es placentera descubrir… Gracias mil por el inmerecido comentario que viniendo de ti nos anima a seguir tratando de mejorar.Un abrazo hasta tu lugar del mundo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s