Me gusta cuando me recorres, Lluvia,
con la caricia de tu transparencia,
con dedos de cristal que me atraviesan.
Cuando te muestras juguetona, ansiosa,
y junto a la ventana escurres por mi vientre
y secreteas al deseo… Aliento
que hace temblar, como a las hojas secas
de aquel roble, caídas al balcón.
Balcón donde bebemos el azufre en Su ausencia.

Raúl Castillo Soto
Caminos de luz: sueños en 3 actos(2009)
Carballal, Castillo, Ferrreira

6 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s