Music: Adagio by Secret Garden

Si nuestro encuentro llevará al recuerdo,
dejadle prisionero.
Si nuestro abrazo, a la pasión, pensadlo:
no habrá regreso.
Si vestidos del pérfido reproche,
volamos a ese mundo lisonjero,
perdiendo en el camino los latidos,
las horas impregnadas de la espera,
entonces,
brindemos nuevamente:
del gota a gota, sorbo a sorbo,
trago a trago, en la sórdida derrota.

Por otro lado;
si aún así, hoy, decidierais recordar,
deshacer las cadenas,
si la pasión febril os ha vencido
huérfana de razones y motivos,
si voláis a ese sol que delirante
lame la húmeda piel
de los amantes;
entonces, procedamos al encuentro:
a las pequeñas muertes,
a las irreductibles voces
que nos harían galopar
los sueños, atrapados en la furia
interminable de las noches,
hasta el final de los voraces días;
desde donde, por más que nos reclame,
no alcanzará el regreso.

Raúl Castillo Soto
10 de julio 2010

1 Comentario »

  1. Raúl, mi Poetazo, la fuerza de la pasión se destila en este poema de imágenes precisas donde el adjetivo enriquece y no sobra ni falta una mínima pausa… Me gusta el tratamiento en la conjugación verbal que reverencia y enaltece, me gusta sobremanera la secuencia y ese gran cierre que deja las ganas de volver a leerlo una y otra vez sin cansancio; en fin, este poema tiene vida desde el título y, créeme, nadie querría regresar después de esto. Ufffff lo has dicho de una manera genial.

    Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s