Sobre la mesa
mustio jarrón.
Yace en la pena,
tinto color.
Nubla mi día
desilusión.
Vuelta la noche,
húmedo rostro,
sangre y dolor.
¿La habitación?
Cierra sus puertas,

muere otra flor.

 

Raúl Castillo Soto

 

2 Comentarios »

  1. ¡ Ah,cómo me llegan estos versos !
    por su belleza poética y la semejanza…
    Eso es la poesía !! un espejo,mágico, donde reflejarnos
    y aunque a veces sea tristeza,
    siempre ( almenos en tu caso )nos regala placer.
    Un besito

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s