“…escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.” Juan Gelman


Varados los nogales, prisioneros,
su sangre duerme helada en los rumores
del viento cabizbajo y otoñado
que acaricia la piel de sus eneros.

Se visten melancólicos senderos
en luces de la Patria, y los olores
de la ausencia, que rumia aletargada
en ramas despobladas, desesperos…

Y en brazos alargados del destierro
urgaba silenciosa la memoria,
que hoy muerde en la conciencia como un perro.

Raúl Castillo Soto

Música: “Let the child play” Paul Zaleski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s