Karl Gustav
Karl Gustav

Las voces en tus pasos,
perdidas en los años del camino,
regresan en el aire y la guitarra
de tu cuerpo, empapadas de la historia
que el tiempo ha desdeñado.
Y en la silueta tibia de unos besos,
reapareces, dueña de mi sal
y soledad.

Raúl Castillo Soto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s