LaNoblePassion13

no me podrán quitar
esta sangre inocente que milita
en una isla avergonzada
F. Matos Paoli

Herida, entre barrotes de ignorancia,
añora el viaje hacia esa luz remota:
la luz avejentada,
que da su cuerpo en girasoles,
que da su fe al cafeto más sediento,
Añora el rumoroso tornasol
de las huestes que comparten su piel.
Sacude los grilletes musicales,
que en su locura aclaman
a la vencida sombra.
La escapan lágrimas belicosas
al fango rojo del vendaval,
al nimbo helado de los pájaros.
Inmóvil, cabizbaja parpadea,
y la sangre inocente de sus hijos,
empapa la conciencia enajenada.

Herida, entre barrotes de ignorancia,
añora lo imperfecto de la vida:
el sol y la penumbra, que las horas comparten;
la sed y el aguacero en sus laderas preñadas
y las redes que atrapan la armonía en sus pasos.
Se miente ante el espejo de sus mares
en su alocada libertad:
la roca verde-azul que la seduce.
Viaja en brazos de la tibia arena,
en la hamaca de un flamboyán lejano,
en el oído ajeno,
y el disperso llamado de un cedro.
Sigue inmóvil.
La rendida huella, surcada de censura,
se ríe de las aves que regresan de un sueño,
del hombrecillo gris y lloroso,
que la apresa en un verso.

Raúl Castillo Soto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s