loveEstá parada ahí, en una esquina del cuarto; no sé cuánto tiempo lleva observándome, no ha procurado acercarse, ni me ha dejado saber qué es lo que quiere, sólo me mira de lejos como el que no quiere la cosa. Salta y aletea de vez en cuando pero sin la más mínima intención de hablarme.

Finalmente, ha abierto la puerta y se mueve a otra habitación. Entra una conocida cubriéndome con su  gélido aliento, y me consuela en esa mirada vacante, diciéndome: “conmigo te sentirás a solas, sin aquella que te abandona, sólo falto de amor.”

Raúl Castillo Soto (2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s