sad

Llueve en tu rostro
el ensordecedor silencio,
cubriendo tu cada palabra,
como un golpe seco.

Tiemblo,
en aquella sombra
cómplice y cobarde,
esperando que escampe.
Mas la espera,
se muere en sus horas,
desvanece en sus pasos…

¿Y de ti?
Nada nuevo,
nada cambiado,
sólo la lluvia,
que ha sellado tus labios.

(poema recitado por el autor)

Voces bajo la carpa (2009)
Raúl Castillo Soto

9 Comentarios »

  1. Enhorabuena por el libro.Siempre, aunque no lo muestre, estoy por la carpa.Por curiosidad, pasa por mi blog, y lee el alejandrino, del que un día hablamos tú y yo.Ahí está la versión original, que tal vez era la que tú querrías haber leído en lugar de la otra.Un beso enorme, Raúl.

    Me gusta

  2. Quizás un día tenga la fortuna de asistir a un recital del gran Raúl Castillo Soto…es que tu poesía es inmensa y tu voz…ah, tu voz, un instrumento acústico que la engrandece doquier se te escuche.Este poema transporta en la lluvia muda que no necesita más que paladiarse tras las ventanas…mi siempre admiración para vos mi grandioso amigo.Anna Francisca

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s