by Sebastian Kruger
by Sebastian Kruger

Una trompeta verde de vidriosas burbujas me hace compañía, el pintalabios en la servilleta es el trofeo, tras la aguerrida proeza de un beso. El coloquio parisino se mezcla entre el humo y la barra de sonrisa amplia. La noche se arregla sus pantis, —¿gajes del oficio?— dice el comediante, ahora, entreorejas residente. Unos ojos castaños me arrancan la cabeza y la tiran al callejón de los miserables. El vecino de sillas estiradas dice va a enviar una “carta” mientras se dirige al pasillo, con rótulo de luces neón, que reza toilettes. El tinglar de copas celebra tonterías y las risas de alguna broma perdida.

—Hello Dolly! —anuncia un idioma familiar; pensé Satchmo trabaja tarde desde aquel viejo jukebox, que asemeja una vitrina en New Orleans en pleno y suntuoso carnaval. La calle asoma, la alcantarilla habla en su respiro matutino, mientras un incandescente huevo frito sube, entre las sensuales y esbeltas piernas de la Eiffel. Y yo con la servilleta francesa empuñada me devuelvo al febril momento de aquel beso.

Autor: Raúl Castillo Soto

Satchmo- Armstrong, Louis; uno de los grandes solistas (trompeta) del género de jazz (c. 1890-1971). Hello, Dolly- (1969) su más famosa interpretación. Pintura de: Sebastian Kruger Poema del libro: Caminos de Luz: sueños en 3 actos Carballal, Castillo, Ferreira (2009)

4 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s