del libro “Voces bajo la carpa” (2009)

Baluani a su reflejo:
Sucumbo ante una plétora
de imágenes absurdas
testigos de mi locura,
que hace ya un tiempo
arrastran, seducen
con su veneno,
toda una vida por dentro
llena de grises
exigiendo mi suelo.
¡Dimito!
Vaya otro al colorido carnaval,
a toda la algarabía
pues al finalizar el acto
entrego el primero y el último
de mis consuelos.
Despido de lleno la cordura
con ella esta risa loca,
todos sus recuerdos,
todos sus reclamos.
Me hundo
en la penumbra
y el desasosiego.
Me busco
en el lagrimar adusto
dibujado,
en el decrépito reflejo,
del juglar aquel del espejo
¡que vive, sufre, muere
y llora, sí llora, maldita sea!
como cualquier otro pendejo…
Antes de halar el gatillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s